martes, 9 de diciembre de 2008

Los tres Amores: Eros, Agape y Philia

Pasión, ternura y sentido : tres formas de amar

Por años hemos tratado de definir el amor de pareja, ese misterioso encuentro que nos mueve entre el éxtasis y el abismo. Hombres y Mujeres nos buscamos, nos encontramos, nos amamos y nos desencontramos en una danza milenaria de emociones, sentimientos, juicios y pasiones, con toda su luz, su goce y también su dolor y sufrimiento.

Ya Platón en su Banquete hablaba de eros, agape y philia: tres formas de amor, tres experiencias en torno al encuentro en pareja.

Mientras el eros, es el amor erótico, la pasión, el amor más instintivo, conectado con la biología, los impulsos, la sexualidad, la sensualidad, que busca el placer y el juego; el agape es el amor cuidado, ternura, el amor compasivo que da, es la entrega amorosa, la sensibilidad, el encuentro desde la ternura y el deseo de bienestar del/la otro/a. Luego el philia nos lleva a conectarnos con el sentido más trascendente del amor. Es el amor valorativo, el encuentro donde se da una admiración mutua, un amor que comparte ideales, valores, que busca un sentido más allá de la mera satisfacción individual o de la pareja. Es un amor donde hay un caminar juntos por algo más grande, más total, más sagrado.

No hay un amor mejor o superior al otro…Todos tienen que ver con nuestro ”ser humanos”, desde nuestra dimensión más física y biológica a la más espiritual y sutil. Todos estamos llamados a vivir los tres porque son expresiones profundas del ser. Si nos apegamos a una forma y no desarrollamos las otras, la experiencia amorosa se empobrece, estamos limitando una parte de nosotros.

Revisemos como están estos tres amores en nosotros. Observemos cuando estoy en uno o en otro, cómo me los he vivido hasta ahora, cuál me cuesta más, cuál es exagerado o pobre…Todos también tienen distorsiones e ilusiones cuando se transforman en máscaras para buscar afecto.

  • Cuánto de erotismo le pongo a mis relaciones? vivo en la anarquía de mis impulsos, reprimo y bloqueo el contacto con mi cuerpo, mi sensualidad, mis deseos o asumo el goce tranquila y libremente?
  • Cuánto equilibrio pongo entre el dar y tomar en la relación? Me entrego sin límite, olvidándome de mi y fundiéndome en el otro? , estoy en el desvalimiento emocional, buscando sólo protección y cuidado? o vivo amores generosos y recíprocos?.
  • Busco en la relación sólo admiración y reconocimiento?, compito sobre quien es mejor? o soy capaz de admirar al otro sin sentirme inferior?. Busco relaciones donde sólo hay un pasarlo bien momentáneo o estoy por un caminar juntos por ideales compartidos?

Para amar con toda nuestra “humanidad”, tenemos que mirarnos y aprender allí donde estamos débiles. Solo el equilibrio de estos tres amores nos permitirá amar de verdad, en libertad, sin miedo y hacer de la experiencia amorosa un “amor” donde recuperemos esa capacidad genuina y completa de amar que está en cada uno de nosotros.

4 comentarios:

AlX dijo...

por favor, traten de verificar sus fuentes y de escribir con la virtud de los exactos, Platon, en su banquete habla del amor diferenciado en Eros: el amor fisico y de atraccion sexual y estetica, Philia: que es el amor entre hermanos, el fraternal, y agape que es el amor por la humanidad toda.
No tiene NADA que ver lo que estan escribiendo y estan trasgiversando la historia.
Poco me queda decir mas que siento verguenza por tan burda manera de escribir, primero ilustrese luego intente dar una opinion o escribir algo.

upinu dijo...

No se yo lo encuentro muy correcto Aix,quizá el lenguaje sea más actualizado pero no desvirtua en ningún momento su contenido,vamos me parece a mi...

PUENTING puntoNET dijo...

Estoy de acuerdo con Aix que los tres tipos de amor a los que Platón hace referencia no están muy bien descritos en el texto de más arriba. Pero no es tanto como para rasgarse las vestiduras. Y menos para ponerse tan cursi como lo hace. Sobre todo viniendo de una persona que escribe sin poner las tildes donde corresponde (Platon, fisico, estetica, verguenza, ilustrese, opinion) pero, lo borda con ese término soberbio de "transgiversar". Con eso ya lo dice todo y su crítica (en apariencia con ínfulas de culta) se vuelve esperpento.

Pele Ón dijo...

Platón puede dar su opinión, y cualquiera puede a su vez darla. Me parece bien resaltar la discrepancia, pero calificarlo negativamente es negativo.